30 sept. 2010

Romina Yan: una Guerrera de la Luz



La verdad, es que no se como empezar, porque si hay una etapa de tu vida, en que las cosas buenas que te pasaron, las seguirás aferrando para toda tu existencia, esa es la infancia.

Y una de las grandes cosas, que me pasaron siendo una niña, es haber visto "Chiquititas" desde sus comienzos hasta el final.

Hoy tengo 21 años, pero me crié desde los 6 años viendo a Romina, en su papel de Belén, en los cuatros años que estuvo y en la película, sencillamente te quedabas embobada con ese personaje, y querías ser una chiquitita de Belén para que te cuide y te defienda.

Esa sensación no me la voy a olvidar jamás.



Por eso, cuando mi mamá me avisa la noticia de su fallecimiento en la televisión, me quede destrozada y sin consuelo, llorando en frente del televisor, con la sensación de que me quitaron una de las grandes persona de mi infancia, y no se por que, tenía la esperanza de que digieran que se habían equivocado, que era mentira.
Ella era mi gran ídola infantil, y lo decía a todos cuando el tema salia, y sin pudor. Porque es de tonto, avergonzarse de lo que fue parte de tu infancia. Y los que me conocen saben que si había una persona que quería conocer, era a ella, aunque sea a 100 metros, no me importaba.

Romina tenía una luz, un aura alrededor, que era magnético, sabía cantar, bailar, actuar, pero sobre todo tenía una química y algo especial con los niños, yo no lo he visto más desde entonces, por eso calzo tan bien cuando trabajaba con ellos, como alguien dijo ayer: "era el ángel de los niños".


Y por los testimonios que dieron los que la conocieron, era una persona impresionante, y todos coincidían en que era un ángel.




Por eso en este momento de consternación y de no entender nada, hay que poner en práctica más que nunca, lo que su personaje en "Chiquititas" nos demostraba y nos enseñaba. Eso que se ve puso en práctica en su propia vida.

Una estrofa de una de las canciones que cantaba Belén para una de sus chiquititas:

"La vida pone pruebas a tu paso, algunas te lastiman y te hacen caer.
Siempre estaré a tu lado por si acaso, te prenderé una luz y podrás ver"


Cris Morena, llamaba a los chicos que trabajaban en la tira y a sus personajes "Guerreros de la Luz", pues bien, Romina era una Guerrera que luchaba a favor de la Luz, y lo va a seguir haciendo en el cielo, porque alguien que hizo tan feliz a millones de niños en el mundo, se merece estar al lado de Dios.

Para Romina, mi homenaje, mis lágrimas, mi amor absoluto, y mi gratitud.
Voy a ser testigo, toda mi vida, de lo que hiciste y dejaste en este mundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario